El mes de Octubre ha sido especialmente intenso en lo referente a eventos y congresos en el mundo de la auditoría.

El 18 y 19 de octubre, las principales firmas auditoras de España nos dimos cita en el Congreso del ICJCE 2018 – XXIV Congreso Nacional de Auditoría “Auditoria en la sociedad digital. Auditoria y personas” celebrado en Toledo y se centró este año en la innovación, tecnología y calidad. Del 17 al 21 de octubre, tuvo lugar el 47th Kreston International Conference, “Winning the Revolution”, celebrado en New Orleans (USA). Aprovecho para agradecer el premio “International professional recognition” de Kreston International así como el reconocimiento por parte del ICJCE como Auditora Distinguida.

Dejando de lado la parte social, estos eventos nos exponen a nuevas ideas, enfoques y sobre todo invitan a la reflexión.

Ambos encuentros tuvieron puntos en común que no son ajenos a ningún sector de la economía. La revolución tecnológica es innegable y ha llegado para quedarse.  Por lo tanto, nuestra profesión ha de encontrar la manera de convivir/adaptarse a esta nueva circunstancia, y a la vez saber ver y poner en prácticas las nuevas vías de negocio que esta situación nos ofrece y poner en práctica nuevos servicios a nuestros clientes adaptados a los nuevos tiempos.

La automatización de procesos llevará al replanteamiento de muchas funciones y puestos de trabajo que se deberán reconvertir en profesionales más orientados a la creación de valor.

Además, la semana pasada nos reunimos los profesionales que formamos Kreston Iberaudit en nuestro Congreso Anual, esta vez, en Palencia. Una parte importante de las sesiones de trabajo trataron sobre los temas que acabo de comentar, y creo que hemos de ser conscientes de que lo importante de estos eventos es hacer reflexiones juntos y favorecer que nos conozcamos todos un poco mejor.

Porque como dice nuestro lema “Knowing you” solo conociéndonos mejor, seremos mejores profesionales.

Nuestro principal activo son y seguirán siendo las personas.